Menarini Consumer Health

Llega el buen tiempo: 8 consejos para practicar deporte sin lesiones

Con la llegada del buen tiempo son muchos los que se disponen a disfrutar de la práctica del deporte al aire libre. Correr, patinar, ir en bici y otras múltiples aficiones deportivas que se retoman tras el frío invierno.

Si ya es fundamental tener en cuenta una serie de precauciones a la hora de practicar deporte de manera rutinaria para no lesionarnos, cuando se vuelve a la práctica deportiva tras un tiempo de inactividad, estas precauciones cobran una especial importancia.

Veamos unos consejos para practicar deporte sin lesiones:

1. Calentar antes del ejercicio

No se debe practicar deporte ni ejercicio físico sin haber hecho un calentamiento previo: los músculos que no se han preparado adecuadamente tienden a lesionarse con mayor facilidad.

La finalidad del calentamiento es aumentar el flujo de sangre y oxígeno a los músculos para aumentar su resistencia y evitar lesiones. El calentamiento debe durar entre unos 10 y 15 minutos durante los cuales se hará en primer lugar un calentamiento general para terminar con un calentamiento más específico al deporte que vayamos a practicar.

2. Estirar los músculos

Tras el calentamiento debemos realizar estiramientos. Los ejercicios de estiramiento mejoran la flexibilidad, por lo que previenen lesiones futuras.

Durante el estiramiento se debe hacer hincapié en los músculos que trabajarán más en la práctica del deporte que vayamos a realizar.

Al finalizar la actividad deportiva es recomendable volver a hacer estiramientos.

3. Conocer la técnica

Al realizar determinados deportes (pesas en el gimnasio, por ejemplo) es imprescindible conocer la técnica para no lesionarnos. Un ejercicio mal realizado o en la postura inadecuada son el preámbulo de una lesión.

4. Elegir la equipación apropiada

Debemos elegir el equipo adecuado para el deporte que vayamos a realizar.

Desde la elección de las zapatillas, pasando por la ropa y terminando por los elementos de protección específicos: cascos, rodilleras, gafas, espinilleras …

Usar un equipo inadecuado, en malas condiciones o que no sea de la talla apropiada puede ser causa de lesiones deportivas.

5. Hidratarse convenientemente

Al practicar actividad física es normal perder líquidos a través del sudor, más cuanto mayor sea la intensidad del ejercicio o la temperatura ambiental.

Por ello, al realizar cualquier deporte, debemos cuidar la hidratación antes, durante y tras finalizar el mismo. Ello permitirá regular adecuadamente la temperatura corporal y evitará, entre otras cosas, la aparición de calambres.

6. Llevar una alimentación adecuada

Una alimentación rica y variada permite incorporar los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para la práctica deportiva. Un consumo calórico por debajo del necesario, puede ser causa de lesiones por agotamiento o fatiga.

7. Descansar lo suficiente

En el descanso diario el cuerpo se recupera del cansancio provocado por la actividad diaria. Si nuestro nivel de actividad física es elevado, el descanso cobra una vital importancia como medida de prevención contra las lesiones. Un cuerpo fatigado se lesiona más fácilmente, por lo que se deben respetar los días de pausa entre entrenamientos.

8. Escuchar al cuerpo

Si ante la práctica de algún deporte sentimos dolor, calambres o cansancio debemos interpretarlo como señales de alerta que nuestro cuerpo nos lanza para avisarnos sobre posibles lesiones musculares como contracturas, distensiones o desgarros.

Tal y como hemos visto, las causas de las lesiones son de origen muy diverso, pero siempre son señales de que se está trabajando de forma inadecuada.

Ante cualquier señal de alerta debemos parar, descansar y en caso necesario consultar al especialista.

Infografía

Productos relacionados