Menarini Consumer Health

Síndrome premenstrual: la regla no tiene por qué ser una molestia

Muchas mujeres sufren alteraciones físicas y emocionales días antes de tener la regla. Cuando estas interfieren en su vida cotidiana se habla de Síndrome Premenstrual (SPM). Algunas mujeres aceptan estas molestias como propias de su condición de mujer. Sin embargo, conocer nuestro cuerpo y las alteraciones que en él se producen en cada ciclo menstrual, nos pueden dar las claves para que la regla no tenga que ser una molestia.

¿Qué es el SPM?

Se llama síndrome premenstrual a un conjunto de síntomas molestos que aparecen entre 5 y 11 días antes de la regla y desaparecen con el sangrado o poco tiempo después.

Se calcula que 3 de cada 4 mujeres lo sufre en mayor o menor intensidad, siendo más frecuente entre los 20 y 35 años y en la premenopausia.

La causa del SPM es desconocida, sin embargo, se relaciona con cambios hormonales y factores nutricionales, hereditarios, genéticos y ambientales.

¿Qué síntomas caracterizan al SPM?

Aunque se han descrito más de 150 síntomas característicos del síndrome premenstrual, la naturaleza e intensidad de estos varían para cada mujer. Podemos agrupar los síntomas más comunes en dos grandes grupos:

Síntomas físicos:

  • Dolor en abdomen
  • Tensión mamaria
  • Cansancio
  • Retención de líquidos
  • Hinchazón y gases
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de articulaciones
  • Alteraciones intestinales: náuseas, vómitos o diarrea

Síntomas psíquicos:

  • Irritabilidad
  • Ánimo decaído con episodios de llanto
  • Insomnio
  • Cambios de humor
  • Cambios en el apetito
  • Antojos de comida
  • Falta de concentración
  • Ansiedad

¿Cómo aliviar el síndrome premenstrual?

La primera y más fácil medida a adoptar para aliviar el síndrome premenstrual es mantener un estilo de vida saludable. Además, podemos ayudarnos de preparados específicos que alivien la sintomatología y en caso necesario tomar algún medicamento. Veámoslo con detalle:

  1. Un estilo de vida saludable
    • La práctica regular de ejercicio puede ayudar a disminuir la irritabilidad, la ansiedad, el insomnio, así como a la disminución de la hinchazón por gases.
    • Evitar el estrés, practicar actividades relajantes y llevar horarios regulares al acostarse ayuda a algunas mujeres a aliviar el insomnio.
    • Respecto a la alimentación, es aconsejable seguir una dieta que incluya cereales integrales, vegetales y frutas, limitando el consumo de sal, azúcar y grasas. De esta forma las digestiones serán más ligeras, disminuyendo la sensación de hinchazón, pesadez y la retención de líquidos.
    • Se deben evitar las bebidas gaseosas y excitantes como la cola y el café, así como el alcohol. Se disminuirá la irritabilidad y distensión abdominal por gases.
  2. Preparados específicos

    Se pueden encontrar preparados específicamente elaborados para aliviar la sintomatología asociada al SPM tanto a nivel físico como psíquico. Entre ellos, cabe destacar los que llevan en su composición:

    • Vitamina B6. Esta vitamina actúa en la regulación de la actividad hormonal, disminuyendo los cambios de humor, la irritabilidad y la ansiedad.
    • Magnesio. El magnesio reduce el cansancio y la fatiga. Además, contribuye al normal funcionamiento de la musculatura y del balance electrolítico, lo que puede ser beneficioso para reducir la tensión mamaria.
    • Vitex Agnus Castus. El extracto de esta planta ha demostrado su eficacia en la mejora del estado de ánimo, la irritabilidad, la cefalea y la tensión mamaria.
    • Otros productos naturales como la Angelica Sinensis y el Tanacetum Parthenium han sido utilizados en la medicina tradicional para aliviar la sintomatología del síndrome premenstrual.
  3. Toma de medicamentos

    Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como son el ibuprofeno o naproxeno entre otros, pueden ayudar a aliviar el dolor de cabeza o de abdomen.

    En el caso de que los síntomas fueran muy molestos y persistentes, el médico podría prescribir otra medicación.

Infografía

Productos relacionados