Menarini Consumer Health

Probióticos: aliados para tu salud

¿Qué son los Probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades adecuadas, confieren un beneficio a la salud del hospedador. Este beneficio sobre la salud es una cualidad imprescindible para que un producto pueda acogerse bajo la etiqueta de probiótico. Por tanto es importante tener en cuenta que no todos los productos con microorganismos vivos van a ser probióticos.

Los probióticos más ampliamente utilizados incluyen levaduras (Saccharomyces) y bacterias de diferentes géneros (Lactobacillus Bifidobacterium, Streptococcus y Enterococcus). Sin embargo, no todas las levaduras o bacterias de estos géneros son iguales ni tienen las mimas propiedades.

La importancia de especificar la cepa

Es la identificación a nivel de especie y cepa, así como el respaldo a través de estudios científicos de los beneficios que esta cepa en concreto tiene sobre un determinado problema de salud, lo que confiere valor al probiótico.

Las propiedades, por tanto, de un probiótico son cepa-específicas y no se pueden extrapolar a otras cepas o problemas de salud. Veamos un ejemplo de la importante diferencia en la acción que desarrollan dos cepas distintas:

  • La cepa Escherichia coli Nissle 1917 es una bacteria probiótica con eficacia demostrada en enfermedades intestinales inflamatorias.
  • La cepa Echerichia coli O157 es una cepa que produce unas toxinas que pueden producir diarrea sanguinolenta.

¿Qué beneficios aportan los probióticos para nuestra salud?

La microbiota (microorganismos que viven de forma natural en nuestro intestino, mucosa oral o vagina) cumple funciones de protección frente a la colonización de microorganismos patógenos. Además, interviene en procesos metabólicos como la fermentación de la fibra o la producción de determinadas vitaminas y la absorción intestinal.

Los probióticos colonizan el tracto digestivo y se adhieren a su mucosa, contribuyendo a mantener la microbiota intestinal en equilibrio. Y es el mantenimiento de este equilibrio o su restablecimiento en situaciones de alteración o disbiosis (como la que puede ser originada, por ejemplo, tras la toma de ciertos antibióticos), lo que confiere a los probióticos sus propiedades saludables.

Determinadas cepas probióticas han demostrado evidencia científica en:

  • La prevención y tratamiento de la diarrea asociada a antibióticos.
  • El tratamiento de la diarrea aguda.
  • Prevención de la diarrea del viajero.
  • El alivio de algunos síntomas asociados síndrome del intestino irritable.
  • La prevención de la aparición de infecciones vaginales por hongos tras la toma de antibióticos.
  • La modulación de la respuesta inmune en la dermatitis atópica.

Por otra parte, hay investigaciones en curso encaminadas a probar el efecto beneficioso de los probióticos en el incremento del potencial del tratamiento antibiótico en la erradicación del Heliobacter pylori, tratamiento de caries u otras enfermedades periodontales y halitosis.

Suplementos probióticos: ¿cuál es el adecuado?

El abanico de oferta en suplementos probióticos es muy amplio. Podemos encontrar presentaciones:

  • Con una o varias cepas: que las cepas aisladamente hayan demostrado un beneficio no implica que unir varias cepas en un mismo producto potencie su acción
  • Con más o menos cantidad de microorganismos: es importante que aporten la cantidad suficiente de la cepa adecuada para asegurar que la acción buscada se desarrolle favorablemente.

La selección del probiótico adecuado al problema de salud específico que queremos solucionar es la clave para que obtengamos los beneficios asociados a su uso.

Infografía

Productos relacionados