Menarini Consumer Health

¿Por qué se nos cae el pelo? Vitaminas e ingredientes que nos pueden ayudar a fortelecer el cabello

¿Por qué se nos cae el pelo?

Muchas y diversas son las causas que originan la caída del cabello. Así, en el caso de la alopecia androgénica o calvicie común, los factores hormonales y hereditarios juegan un importante papel, mientras que factores autoinmunes son los responsables de la conocida como alopecia areata.

Sin embargo, en otras ocasiones, el pelo se cae debido al estrés, alimentación inadecuada, enfermedades (especialmente aquellas relacionadas con el tiroides), cambios hormonales, medicación (retinoides y anticoagulantes entre otros), cambios estacionales, postparto, deficiencia de vitaminas y minerales…

Tan importante como conocer la causa que está originando la caída para actuar sobre ella es mantener un adecuado aporte de nutrientes. Una inadecuada alimentación, además de ser una causa directa de caída por sí misma, puede agravar o acelerar la caída de pelo de cualquier otra etiología.

Veamos por ello algunos de los principales nutrientes que repercuten en la función y estructura del cabello:

Zinc

El Zinc es un elemento que se encuentra presente en la epidermis (capa más superficial de la piel), las uñas y los cabellos. Además de su importante papel en el correcto funcionamiento del sistema inmunológico y de reproducción celular, el zinc interviene en el proceso de síntesis de la queratina, la proteína estructural de nuestros cabellos.

Hierro

El hierro es un mineral especialmente importante para el cabello, de hecho, su deficiencia es una de las principales causas de caída capilar. La falta de hierro es más habitual en mujeres, especialmente aquellas con menstruaciones prolongadas y abundantes y durante el embarazo.

Magnesio

El magnesio favorece un correcto flujo sanguíneo en el folículo piloso lo que permite un normal suministro de los nutrientes necesarios para el bienestar del cabello. Además, el magnesio interviene en el proceso de síntesis de la queratina.

Aminoácidos azufrados

Se denominan así porque contienen una molécula de azufre en su estructura. Entre ellos se encuentran la metionina y la L-cisteína. Estos aminoácidos contribuyen a la síntesis de queratina y por lo tanto ayudan a la formación y fortalecimiento de la estructura capilar.

Vitaminas del grupo B

Para que el proceso de queratinización se lleve a cabo, además de los aminoácidos azufrados antes mencionados, son necesarias las vitaminas del grupo B. Por otra parte, este grupo de vitaminas intervienen en la regulación sebácea en el folículo piloso, otro de los factores relacionados con la caída capilar.

Su deficiencia queda rápidamente reflejada en un cabello frágil y quebradizo con mayor tendencia a la caída. Las personas vegetarianas y veganas pueden presentar déficit de vitaminas B ya que su principal fuente de dichas vitaminas son los alimentos de origen animal.

Vitaminas C y E

Como ocurre con la piel, la exposición del cabello a agentes ambientales agresivos como la radiación solar, polución o humo del tabaco provoca su envejecimiento prematuro por acción de los radicales libres: hablamos del estrés oxidativo.

Las vitaminas, y especialmente la C y la E, tienen una gran capacidad antioxidante que les permite reaccionar con los radicales libres y frenar los daños producidos por estos. Estas vitaminas no pueden ser sintetizadas por nuestro organismo y deben ser aportadas a partir de la dieta o suplementos.

Ácidos grasos Omega 3

Los ácidos grasos Omega 3 protegen al folículo piloso gracias a que promueven la circulación sanguínea y tienen efecto antiinflamatorio. Estos ácidos se encuentran fundamentalmente en pescados azules y ciertas semillas, alimentos de bajo consumo en algunas dietas occidentales.

Todos estos nutrientes esenciales para nuestro cabello pueden ser obtenidos a través de una dieta equilibrada y variada. En caso de que ésta presente deficiencias, dichos nutrientes se podrían tomar en forma de suplemento, aunque nunca deberían sustituir a una dieta equilibrada.

Por otra parte, hay que tener presente que la caída de cabello excesiva puede ser el reflejo de otros problemas de salud y por tanto motivo de consulta con el médico.

Infografía

Productos relacionados