Menarini Consumer Health

¿Por qué aparecen las aftas?

Mordeduras

Una mordedura, bien por descuido, bien por falta de sensibilidad por el efecto de la anestesia aplicada para una intervención en la boca, puede asociarse con la aparición de una llaga.

Ortodoncia

El roce de los aparatos de ortodoncia con los tejidos blandos de la boca es una de las causas más frecuentes de la aparición de llagas. Se puede prevenir aplicando las ceras de ortodoncia.

Alteraciones del sistema inmunitario

Las llagas bucales pueden presentarse en personas con un sistema inmunológico deficiente. Sería el caso, por ejemplo, de las enfermedades inflamatorias intestinales como la enfermedad de Crohn, enfermedad celíaca o colitis ulcerosa.

También en aquellos que padecen enfermedades que inhiben el sistema inmunitario como el Sida.

Estrés

En momentos de alto nivel de estrés nos podemos encontrar mayor frecuencia en la aparición de llagas en la boca.

Toma de medicamentos

Los fármacos que con mayor frecuencia inducen la aparición de llagas bucales son los antineoplásicos y los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), entre otros.

Uso de prótesis

El roce continuo de una prótesis sobre la mucosa oral puede dar origen a un afta o llaga bucal. En estos casos es recomendable acudir al odontólogo para su reajuste. También pueden aparecer como consecuencia del empleo inadecuado de las pastillas de limpieza de las prótesis removibles.

Si no se elimina completamente el peróxido de hidrógeno liberado por las pastillas antes de volver a colocar la prótesis, este puede irritar la mucosa oral y provocar un afta.

Cepillado agresivo

Un cepillado dental demasiado fuerte o el uso de cepillos de cerdas muy duras puede provocar ulceraciones o llagas sobre las encías.

Quemaduras

Ya sea por alimentos o por bebidas demasiado calientes. En este caso, las llagas suelen localizarse en la lengua o el paladar.

Falta de vitaminas y minerales

La ingesta de una dieta pobre en vitaminas (especialmente vitamina A y vitaminas del grupo B) o minerales (fundamentalmente hierro y zinc) favorece el desarrollo de llagas. Es importante destacar que esta carencia puede provenir tanto de una dieta incompleta como de ciertas enfermedades que dificultan su absorción, como las enfermedades inflamatorias intestinales antes citadas.

Alergias alimentarias

En ocasiones podemos encontrarnos con llagas en la boca como consecuencia de alergias a alimentos como el chocolate, frutos secos, alimentos ácidos o picantes…

Lesiones durante tratamientos

Una higiene bucal agresiva o cualquier otro tratamiento odontológico puede desencadenar la aparición de llagas. Un ejemplo frecuente lo tenemos en personas que se están poniendo implantes odontológicos.

Procesos víricos

Se ha involucrado la presencia de determinados virus, como el virus del herpes simple o el virus de la varicela zoster, con una mayor predisposición a la aparición de llagas. Aún así se precisan más estudios para corroborar esta asociación.

Variaciones hormonales

Algunas mujeres, durante la menstruación, son más propensas a desarrollar llagas en la boca.

Infografía