Menarini Consumer Health

Diarrea asociada a antibióticos

¿Qué es la diarrea asociada a antibióticos?

La diarrea asociada a antibióticos es la que se produce tras la toma de un antibiótico. Se estima que entre un 5 y un 62% de los pacientes que toman antibióticos pueden sufrirla.

¿Cuáles son las causas de esta diarrea?

Dos son las causas principales que pueden provocar diarrea asociada a antibióticos:

  1. El antibiótico pueda tener un efecto tóxico directo sobre el intestino.
  2. Es la consecuencia de la alteración de la flora intestinal, al disminuir poblaciones de bacterias intestinales beneficiosas en favor de otras causantes de diarrea como Clostridium difficile.

Si bien cualquier antibiótico puede ser causa de diarrea, los llamados de amplio espectro (como la amoxicilina), las asociaciones de varios antibióticos o los tratamientos largos son más proclives a alterar la flora intestinal y por lo tanto a que aparezca una diarrea asociada a su uso.

Sintomatología de la diarrea asociada a antibióticos

La sintomatología se caracteriza por deposiciones frecuentes y líquidas que en ocasiones se pueden acompañar de dolor abdominal y mal estado general.

Normalmente esta sintomatología remite de forma espontánea y solo en los casos más graves puede darse deshidratación u otras complicaciones.

Los síntomas pueden aparecer desde el inicio del tratamiento, pasados unos días o incluso semanas después de haber concluido el tratamiento antibiótico.

¿Se puede prevenir la diarrea asociada a antibióticos?

Los probióticos, por su capacidad de restaurar el equilibrio natural de la flora intestinal, son una opción efectiva para prevenir la diarrea asociada a antibióticos.

Los estudios científicos indican que altas dosis de Lactobacillus rhamnosus GG tomadas al inicio el tratamiento antibiótico disminuyen la probabilidad de desarrollar este tipo de diarrea.

También se ha comprobado que tomar estos probióticos una vez ya ha aparecido la diarrea disminuye la severidad y duración de la misma.

Se aconseja tomar el probiótico separado al menos dos horas de la toma del antibiótico, ya que el consumo conjunto puede disminuir el efecto del probiótico, al eliminar parte de sus microorganismos susceptibles a la acción del mismo.

¿Cuándo consultar al médico?

Si bien las diarreas asociadas a antibióticos suelen ser leves y remiten por si solas, debemos tener presentes ciertas circunstancias, que de presentarse, nos deben llevar a consultar al médico. Estas son:

  • Tener una diarrea severa.
  • Aparición de fiebre.
  • Sangrado en heces.
  • Presentar signos de deshidratación tales como una menor cantidad de orina, mal humor, cansancio y sequedad en la boca.
Infografía

Productos relacionados