Menarini Consumer Health

Consejos para prevenir la cistitis en verano

La cistitis es una infección urinaria que afecta principalmente a las mujeres y que tiene en verano su mayor pico de incidencia.

¿Por qué es más frecuente la cistitis en verano?

El agente causal más común es la bacteria Escherichia coli, la cual encuentra en la época estival las condiciones óptimas para su proliferación. En verano, las altas temperaturas junto con la humedad en la zona genital y la deshidratación, favorecen la proliferación de la bacteria E.coli.

Ahora bien, la mayor parte de los casos de cistitis tienen su origen en la práctica de relaciones sexuales y estas son más frecuentes en verano, lo que lleva a un aumento de casos de cistitis en esta época.

Con la práctica del sexo es posible arrastrar las bacterias causantes de la cistitis desde la zona anal hacia la vagina, desde donde, a través de la uretra, llegan a la vejiga.

Las bacterias como E.coli intervienen en los procesos digestivos por lo que puede encontrarse de forma habitual en la zona anal. Sin embargo, cuando esta bacteria llega a la vejiga y la coloniza es causa de infección o cistitis.

¿Cómo prevenir la cistitis en verano?

Las medidas que podemos adoptar para prevenir la cistitis en verano se centran fundamentalmente en:

  • Evitar el paso de las bacterias desde la zona anal a la vagina: limpieza y secado de adelante hacia atrás y combatir el estreñimiento.
  • Facilitar la eliminación de posibles bacterias que se encuentren en sistema genitourinario a través de la orina: beber en abundancia, orinar con frecuencia (muy importante tras mantener relaciones sexuales).
  • Mantener un hábitat no favorable a la proliferación de bacterias: utilizar ropa de algodón transpirable, no permanecer con el bañador mojado, lavarse con jabones de pH adecuado o utilizar la ducha en lugar del baño.
  • Evitar la colonización de la bacteria en el interior de la vejiga: para ello se pueden tomar preparados de Arándano Rojo Americano, que impide que las bacterias, especialmente la E. coli, se adhieran a las paredes del tracto urinario, evitando la aparición de infecciones urinarias.
Infografía

Consejos relacionados

Cistitis: ¿qué debo saber?

Productos relacionados